VENTAJAS DEL CONTROL BIOLÓGICO DE PLAGAS
Biología  / Control de plagas

El control biológico de plagas es una tecnología que aprovecha a los enemigos naturales de las plagas con la idea de reducir las poblaciones sin afectar las producciones agrícolas.

Las principales ventajas del control biológico de plagas son que:

·    Permite luchar contra estas sin tener que recurrir a insecticidas o plaguicidas, productos que son tóxicos y perjudiciales tanto para la salud humana como para el medio natural.

·    Además, este método tiene un efecto permanente en muchos casos, aportando por ello el mejor de los efectos a largo plazo.

·   Su relación de eficacia/costo se dispara también y, aunque requiere de inversiones iniciales que en ocasiones son costosas, a la larga resulta el más económico de los métodos de control de plagas.

 Desventajas del control biológico de plagas

Por supuesto, este método también cuenta con inconvenientes. Así, estas son las principales desventajas del control biológico de plagas:

  • Como ya hemos mencionado, su inconveniente más importante es que precisa de planes de actuación, estrategias y, en general, muchos más conocimientos que otros métodos de aplicación más sencilla.

  • Su tiempo de actuación es notablemente más lento que los plaguicidas, puesto que hay que esperar a que el depredador se asiente y se multiplique para acabar con la plaga.

  • Cuando se usa en conjunción con otras formas de control, como los pesticidas, puede ocurrir que los pesticidas destinados a acabar con las plagas afecten también a la población del agente biológico controlador.

Ejemplos de control biológico de plagas

Aparte del caso descrito antes sobre las mariquitas y las cochinillas acanaladas, siendo este insecto también efectivo contra plagas como la cochinilla algodonosa y también los pulgones, estos son dos ejemplos de control biológico de las plagas muy sencillos:

La mosca blanca

Este insecto, que tiende a atacar plantaciones de tomates, pepinos, judías, pimientos y tabaco, provoca grandes daños en los cultivos debido a su rápida propagación, que acostumbra a venir acompañada también del ataque de hongos e infecciones víricas. El agente más habitual para usar en su combate es la mosca Encarsia formosa. Este parásito de reducido tamaño aproximadamente 1 mm deposita sus huevos en las larvas de mosca blanca, lo que hace que se conviertan en parasitarias que siguen extendiéndose y, de este modo, acaban con la plaga que consume las plantas.

Los trips


El trip, un conocido insecto de tamaño inferior a los 3 mm, se alimenta de los nutrientes de las hojas, tallos, flores y frutos de las plantas, provocando necrosis de los tejidos y la muerte de estas. Se combate usando los ácaros Neoseiulus barkeri y Amblyseius cucumeris, que depredan las larvas de los trips y acaban así con la plaga.

Empiece a escribir aquí...

TIPS PARA MEJORAR TU TARJETA DE PRESENTACIÓN